Presentación

El Centro de Estudios en Ciencia y Religión (CECIR) es una entidad académica y de investigacion, perteneciente a la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), en Puebla, México (http://www.upaep.mx/), una institucion privada, de inspiracion católica, fundada y dirigida por seglares, localizada en la ciudad de Puebla, Mexico. El CECIR nace en el año 2000, en el contexto de un compromiso continuado por contribuir al dialogo entre el mundo de la fe y el mundo de la cultura, asi como por dar cumplimiento a la vocacion universitaria de reflexionar sobre las grandes cuestiones humanas y sobre su dimension social y cultural, en el horizonte del pensamiento contemporaneo. Por lo tanto, el objetivo general del CECIR es el de promover un diálogo intelectual y humano, positivo, constructivo y fecundo entre el mundo de la ciencia y el de la religión, a través de la investigación, la docencia y la difusión, particularmente en Latinoamérica. Actualmente, el CECIR participa también en el proyecto MGNI, adscrito a la Fundación Templeton (www.templeton.org). De este modo, el CECIR busca responder así a la necesidad manifiesta de nuevas vías de diálogo y de encuentro humano, en el mundo de hoy.

Nos alienta el mismo espiritu impulsado por la Santa Sede desde hace algunos años, en el tenor siguiente: "Con respecto a la relación entre la ciencia y la religión, existe ya un movimiento, aunque frágil aún, hacia un sutil intercambio. Hemos empezado a hablar el uno con el otro en niveles más profundos que antes, y con mayor apertura a la perspectiva del otro, de sus competencias y limitaciones y especialmente de áreas de interés común. Haciéndolo así hemos retomado preguntas importantes que nos conciernen a ambos, y que esta búsqueda común basada en una apertura e intercambio críticos no solo continúe sino que crezca y profundice en calidad y dimensión... Promoviendo la apertura entre la Iglesia y las comunidades científicas, no pretendemos una unidad disciplinaria entre la teología y la ciencia como aquella que existe dentro de un campo científico dado o dentro de la misma teología. En tanto cuanto el dialogo y la búsqueda común continúen, habrá un crecimiento de mutuo entendimiento y de un gradual encuentro de intereses comunes que proveerán las bases para investigaciones y discusiones posteriores. En este proceso debemos superar cualquier tendencia regresiva a los reduccionismos unilaterales, al miedo y al aislamiento auto - impuesto. Lo que sí es crítico es que cada disciplina continúe enriqueciendo, alimentando y retando a la otra parte para que sean más plenas y contribuyan a nuestra comprensión de lo que somos y en lo que nos estamos convirtiendo...".

Parte del mensaje de su Santidad Juan Pablo II, con motivo de la edición de los trabajos publicados a raíz de la Conferencia realizada en Castel Gandolfo en 1987 conmemorando los 300 años de la publicación de los Philosophiae Naturalis Principia Mathematica de Issac Newton.